Los mejores prismáticos 10×50 en 2023

Vote por este artículo
10x50 binoculars

Cuando la gente busca unos prismáticos buenos y polivalentes, suele invertir su dinero en unos 10×50. Con la potencia necesaria para obtener primeros planos de casi cualquier objetivo en una amplia variedad de condiciones de luz, son la elección perfecta para todos, desde excursionistas y cazadores hasta astrónomos y observadores de aves.

Pero, ¿qué debe tener en cuenta a la hora de elegir unos prismáticos 10×50? ¿Y cuáles son los mejores?

¿Qué significan las cifras?

Probablemente se habrá dado cuenta de que todos los prismáticos llevan asociados dos números, ya sean 10×50, 8×42, 15×70 o cualquier otra combinación. El primer número indica el aumento de los prismáticos, mientras que el segundo indica la apertura de las lentes objetivas, medida en milímetros.

El aumento es bastante fácil de entender: simplemente indica cuánto más grande parecerá el objetivo a través de los prismáticos. En el caso de los prismáticos 10×50, el aumento es de 10x, por lo que el objetivo aparecerá diez veces más grande.

El segundo número, el diafragma, funciona de forma diferente pero no por ello es menos importante. La apertura se refiere a las grandes lentes objetivas situadas en el extremo de los prismáticos. Estas son las lentes que apuntas hacia tu objetivo. Las lentes más pequeñas, en el otro extremo, son los oculares por los que se mira.

La apertura de las lentes determina la cantidad de luz que pueden recoger sus prismáticos. Cuanta más luz, más detalles podrás ver. Del mismo modo, si te gusta la astronomía, cuanto mayor sea la apertura, más débil será el objeto que los prismáticos puedan detectar.

Los observadores de aves, y cualquiera que utilice los prismáticos durante el día, puede que no noten una gran diferencia. Sin embargo, si sus aves son activas al atardecer, si utiliza los prismáticos para cazar de noche o si le gusta la astronomía, la potencia de captación de luz de una apertura mayor le permitirá ver más.

Como era de esperar, también hay una desventaja: cuanto mayor es la apertura, más pesan los prismáticos, y el peso es sin duda un factor importante a la hora de elegir los prismáticos adecuados para usted.

¿Por qué utilizar prismáticos 10×50?

Hay una buena razón por la que los prismáticos 10×50 son prácticamente el estándar: se pueden utilizar para casi cualquier actividad para la que necesite unos prismáticos. La combinación de aumento y apertura permite ver el objetivo de cerca y en distintas condiciones de luz.

Esto las convierte en una opción ideal tanto para el uso diurno como nocturno y para una amplia variedad de actividades. Por ejemplo, son lo suficientemente potentes como para producir magníficas vistas en primer plano de aves, aviones, vida marina y paisajes, mientras que la abertura de 50 mm recoge suficiente luz como para utilizarlos para la observación de aves en el crepúsculo o la observación de estrellas y la caza por la noche.

Cómo elegir los mejores prismáticos 10×50

Hay una serie de factores que debe tener en cuenta a la hora de comprar unos prismáticos 10×50, pero cuatro de los factores clave son:

  • Peso
  • Configuración del prisma
  • Calidad óptica y revestimientos
  • Resistencia al agua

En muchos aspectos, la importancia de cada factor variará en función de para qué necesite los prismáticos. El peso y la configuración de los prismas pueden considerarse importantes, sea como sea, mientras que la calidad óptica puede suponer una gran diferencia si pretende utilizar los prismáticos para la astronomía.

Por último, la resistencia al agua puede ser importante si pretende utilizar los prismáticos durante el día, pero no tanto para la astronomía. Después de todo, no verá muchas estrellas si está lloviendo, pero aun así querrá unos prismáticos que sean al menos resistentes al agua e, idealmente, a prueba de niebla.

Peso

Si te llevas los prismáticos de excursión, o te dedicas a la observación de aves o a la astronomía y podrías utilizarlos durante un largo periodo de tiempo, el peso es sin duda un factor importante a tener en cuenta.

Aunque sostener los prismáticos junto a los ojos durante unos instantes puede no causar fatiga en los brazos, más de uno o dos minutos puede ser un problema, sobre todo si tiene que utilizarlos mucho.

Por término medio, los prismáticos 10×50 pesan unos 800 g (1,8 libras), pero esto también puede depender de la configuración del prisma (véase más abajo).

Prisma de techo y prisma Porro

Configuración del prisma

Existen dos tipos básicos de configuración de prismas: porro y de techo. Los prismáticos de prisma porro son los prismáticos tradicionales que suele ver en las películas y en la televisión. Tienen dos grandes cañones ligeramente desplazados con respecto a los oculares, lo que da a los prismáticos una forma de W.

Los prismáticos de prisma de techo son un invento más reciente y se popularizaron en la segunda mitad del siglo XX. Tienen cañones rectos, lo que da a los prismáticos una forma de H, y están diseñados para ser más ligeros y portátiles que sus hermanos de prisma porro.

Esto los convierte potencialmente en la mejor opción para los excursionistas, pero una desventaja de su diseño compacto es que las aperturas tienden a ser más pequeñas, la mayoría con una apertura máxima de 40 mm o 50 mm.

Además del peso, hay que tener en cuenta otras diferencias. La configuración de los prismas en los prismáticos de prisma porro proporciona una imagen de calidad ligeramente mejor, y también tienden a ser un poco menos caros de producir, pero el precio que pague puede depender en gran medida del fabricante.

Esencialmente, la mayor diferencia está en el peso y, en consecuencia, en la portabilidad. Teniendo esto en cuenta, si practica el senderismo o tiene intención de desplazarse mucho, los prismáticos de prisma de techo pueden ser la mejor opción. Si, por el contrario, piensas quedarte en un solo lugar o la calidad de imagen y la apertura son importantes, probablemente lo mejor sean los prismas porro tradicionales.

(Y si los prismáticos son grandes y pesados, siempre puedes conectarlos a un trípode).

Calidad óptica y revestimientos

La calidad de la óptica puede marcar una gran diferencia en la calidad de la imagen que verá. Por ejemplo, los prismáticos a veces pueden presentar aberración cromática; es el efecto arco iris que se puede ver al mirar un objeto de alto contraste (como la Luna.) Es difícil de erradicar por completo, pero se nota mucho más en los prismáticos más baratos y en los que no han sido fabricados por un fabricante de renombre.

Hay varios factores que contribuyen a la calidad de la imagen, pero dos de los más importantes son el tipo de prisma y los revestimientos.

Básicamente, hay dos tipos de prisma: BK-7 y BaK-4, siendo el BK-7 el inferior de los dos. La mayoría de las veces, BK-7 está bien, pero para una afición como la astronomía, BaK-4 suele ser preferible (aunque no necesario). Los astrónomos aficionados suelen utilizar una estrella como punto de referencia de enfoque, y poder ajustar con precisión el enfoque puede suponer una gran diferencia.

En cualquier caso, deben evitarse los prismáticos con otros tipos de prisma.

Lo mismo ocurre con los revestimientos de las ópticas. Son revestimientos antirreflejos y pueden mejorar la calidad de la imagen que se ve a través de los oculares.

A la hora de comprar sus prismáticos, sólo los de revestimiento múltiple (MC) y los de revestimiento múltiple total (FMC) son opciones realmente viables. Una vez más, al igual que los tipos de prisma, estos son los dos revestimientos preferidos por los fabricantes de renombre, por lo que debe evitarse cualquier binocular de marcas desconocidas que digan que su óptica está simplemente «revestida».

¿Cuál es la diferencia? Multi-revestido significa que una cara de una lente ha sido revestida numerosas veces, mientras que las otras lentes han sido revestidas una sola vez en una sola cara. Completamente multirevestidas significa que todas las caras de todas las lentes han sido revestidas varias veces.

Resistencia al agua

Aunque la mayoría de los prismáticos de los fabricantes de renombre son resistentes al agua, algunos podrían argumentar que tener unos prismáticos que sean resistentes al agua es realmente una cuestión de elección personal. Como ya hemos dicho, todo depende de para qué necesite los prismáticos.

Si se dedica a la observación de aves o al senderismo y necesita utilizar los prismáticos en todo tipo de condiciones meteorológicas, unos prismáticos resistentes al agua pueden ser una buena idea. Esto es especialmente cierto si vas a utilizarlos cerca del agua, como en un río o en la playa.

Si tiene intención de utilizar sus prismáticos para la astronomía, puede que no considere necesario tener unos prismáticos resistentes al agua. Al fin y al cabo, no verá gran cosa si el cielo está nublado y llueve. Sin embargo, merece la pena considerar unos prismáticos antiniebla, ya que la temperatura y la humedad podrían empañar la óptica.

Nuestros 3 mejores prismáticos 10×50

En el mercado hay varios fabricantes de prismáticos de renombre, como Steiner, Celestron, Nikon, Bushnell, Olympus y Pentax. En general, se puede confiar en que Steiner y Celestron fabrican prismáticos de buena calidad (ya que la óptica es su negocio), mientras que deben evitarse los prismáticos baratos de fabricantes desconocidos.

Teniendo esto en cuenta, aquí están nuestros 3 mejores prismáticos 10×50:

Mejor en general

Bushnell PowerView 10x50
Bushnell PowerView 10x50
Ver en Amazon

Si busca unos prismáticos buenos y versátiles que no le salgan caros, no se equivocará con los Bushnell PowerView 10×50. Además de ser baratos, estos prismáticos de prisma porro no son demasiado pesados (700 g, 1,5 libras) y cuentan con óptica de revestimiento múltiple y un campo de visión decente de 341 pies a 1.000 yardas.

¿El inconveniente? Aunque Bushnell promete que son resistentes a los golpes, no son impermeables, por lo que puede valer la pena mantenerlos en el interior cuando llueva.

La mejor opción ligera

Nikon CF Action EX 10x50
Nikon CF Action EX 10x50
Ver en Amazon

Mientras que la mayoría de los prismáticos 10×50 pesan alrededor de 700 g, los prismáticos CF Action EX 10×50 de Nikon son mucho más ligeros: sólo 136 g, aproximadamente un tercio de libra. Esto es aún más impresionante si se tiene en cuenta que se trata de prismáticos porro, en lugar de los prismáticos de techo, tradicionalmente más ligeros.

Además, estos prismáticos tienen prismas BaK-4 de mejor calidad y son resistentes al agua y a la niebla, lo que los convierte en una buena elección para excursionistas, observadores de aves y astrónomos.

Hay un par de inconvenientes. En primer lugar, la óptica es multirevestida, en lugar de totalmente multirevestida, pero esto puede ser una consideración menor cuando se tienen en cuenta todos los demás factores positivos. El otro problema es el coste, que es superior al de la mayoría de los otros 10×50.

La mejor opción económica

Celestron UpClose G2 10x50
Celestron UpClose G2 10x50
Ver en Amazon

Celestron tiene una excelente reputación en la fabricación de telescopios, prismáticos y accesorios de calidad, y una de sus líneas más populares es la UpClose. Las hay de distintos tamaños, desde 7×35 hasta 20×50, con el modelo 10×50 en el medio. En el lado positivo, su peso está en la media (760 g o 1,7 libras), el campo de visión es respetable (354 pies a 1.000 yardas) y cuentan con óptica multi-revestida.

Sin embargo, aunque Celestron es conocida por producir equipos de calidad que se adaptan a una amplia variedad de presupuestos (y los prismáticos UpClose G2 no son una excepción), hay que señalar que éstos no tienen algunas de las campanas y silbatos que se pueden esperar de modelos más caros. En particular, tienen prismas BK-7 y son resistentes al agua, en lugar de impermeables. Dicho esto, son una gran elección para cualquiera que busque un producto sólido, barato y polivalente.

En conclusión

Cuando se trata de prismáticos polivalentes, es difícil superar a los 10×50. Tienen la combinación perfecta de aumento y apertura, lo que le permite llevarlos a casi cualquier parte y utilizarlos en casi cualquier condición. Si además tenemos en cuenta que la mayoría son ligeros y baratos, es fácil entender por qué tanta gente opta por ellos.

Preguntas frecuentes

¿Para qué son mejores los prismáticos 10×50?

Lo mejor de los prismáticos 10×50 es que son muy versátiles. Tanto si necesita unos prismáticos para la observación de aves, ballenas, senderismo o astronomía, unos buenos prismáticos 10×50 están más que a la altura. Son capaces de producir primeros planos de calidad de cualquier cosa hacia la que se dirijan, ya sea la vida salvaje, la vida marina, el paisaje o incluso el cielo nocturno.

¿Qué es mejor, 10×50 o 20×50?

Esto es un poco como comparar limones con naranjas; depende de para qué los necesites. Aunque los prismáticos 20×50 tienen el doble de aumentos, eso no significa que vayas a ver más, ya que ambos tienen la misma apertura (50 mm) y, por tanto, son capaces de recoger la misma cantidad de luz.

Como resultado, verá el objetivo y la misma cantidad de detalles, pero el objetivo aparecerá el doble de grande en los 20×50. Probablemente esté bien para un uso diurno (como la observación de aves), pero no tanto para la astronomía. Si observa el cúmulo estelar de las Pléyades, no verá más estrellas en los 20×50, simplemente el cúmulo parecerá más grande y ocupará más campo visual.

¿Son buenos los prismáticos 10×50 para la astronomía?

La respuesta corta es sí, son ideales, sobre todo si se es nuevo en la afición, ya que los prismáticos 10×50 ofrecen un gran compromiso entre potencia y peso. Los prismáticos más pequeños y ligeros suelen tener aumentos menores y aberturas más pequeñas, lo que dificulta la detección de objetos más débiles. Sin embargo, los prismáticos más grandes y potentes (por ejemplo, 15×70) suelen ser pesados y a menudo requieren el uso de un trípode. Unos buenos prismáticos 10×50 tienen el aumento y la apertura que necesitas, pero no pesan tanto que te cueste utilizarlos.

Comentarios

Deja un comentario

Su comentario será revisado por el sitio si es necesario.